¿Arnés o collar?

Abr 5, 2024 | Consejos

Al elegir entre arnés o collar para nuestros peludos amigos 🐾, es crucial entender las implicaciones de cada uno. Muchos optáis por el arnés creyendo que es la solución más ‘amable’ para evitar que tiren de la correa, pero ¿sabíais que en realidad podría estar enseñándoles justo lo contrario?

arnes o collar

El Debate: Arnés vs. Collar

Cuando un perro tira de un arnés, no siente la misma restricción o incomodidad que podría experimentar con un collar. Esto se debe a que el arnés distribuye la fuerza a través de su pecho y hombros, áreas mucho más fuertes, permitiéndoles ejercer más potencia sin sentirse disuadidos. En lugar de aprender a caminar calmadamente al lado de su dueño, un perro puede aprender que tirar es lo correcto, ya que el arnés le permite hacerlo con más comodidad y fuerza.

Además, es importante considerar cómo el arnés puede afectar el movimiento natural de nuestro perro. Algunos diseños de arneses pueden limitar la movilidad de las extremidades de nuestros compañeros, restringiendo su capacidad para moverse libremente.

Esto no solo puede ser incómodo para ellos, sino que también puede afectar su salud física a largo plazo.

1. Distracción para el perro

Para algunos perros, especialmente aquellos no acostumbrados a llevar algo más que un collar, un arnés puede ser una distracción inicial. Pueden intentar morderlo o rascarse para quitárselo si no se sienten cómodos con la sensación adicional alrededor de su cuerpo o si el arnés roza contra ellos de manera incómoda.

2. Puede fomentar que tire de la correa:

Nuestros perros suelen aprender que pueden tirar más fuerte cuando llevan puesto un arnés. Esto es particularmente cierto para los arneses que tienen el punto de enganche en la espalda. Tu perro puede sentirse más cómodo tirando porque la presión se distribuye uniformemente a través de su pecho y espalda.

3. Bloqueo de movimiento natural:

Muchos de los arneses que encontramos en el mercado, especialmente los de tipo halti, anti tirones, lo que hacen es bloquear el movimiento natural de los hombros. En realidad, no se les está enseñando a que no tiren de la correa, sino que se está bloqueando el movimiento natural de sus extremidades, creando lesiones y atrofia muscular / articular a largo plazo.

4. Rozaduras y puntos de presión indebidos:

Un arnés tiene infinitamente más puntos de rozaduras y presión sobre el perro, es más incómodo para ellos. Las rozaduras a largo plazo, pueden crear problemas de piel y heridas crónicas.

5. Sobrecalentamiento

En climas cálidos o durante el ejercicio, un arnés puede contribuir al sobrecalentamiento de tu perro, al cubrir una superficie mayor a la de un collar. Además, la mayoría de arneses están fabricados con materiales no transpirables, y lo que hacen es atrapar el calor y hacer más difícil que tu peludo pueda regular su temperatura corporal.

Por no hablar de problemas de piel, al aplastar sus capas de pelaje, estamos fomentando problemas como dermatitis.

Por tanto, en lugar de utilizar una herramienta incómoda que crea problemas de piel, calor, humedad, y que lo único que hace es que tire más de la correa, enséñale a no tirar.

¿Y tú?
¿Qué herramienta usas para sus paseos, collar o arnés?

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Academia canina online

× >